Data en Nueva York a los 20 años

Análisis The Walt Disney Company (NYSE:DIS)

2020.08.27 02:04 menem95 Análisis The Walt Disney Company (NYSE:DIS)

Hola! Hace un par de semanas compartí una breve investigación que había hecho sobre American Airlines (NASDAQ:AAL) que fue relativamente bien recibida. Ahora comparto esta que hice sobre Disney (NYSE:DIS), quizás a alguien le sirva. Por supuesto recibo criticas, sugerencias, puteadas, etc.
-Link análisis AAL: https://www.reddit.com/merval/comments/i7eh5d/an%C3%A1lisis_american_airlines_nasdaqaal/

The Walt Disney Company (DIS)

The Walt Disney Company (NYSE:DIS) es una compañía multinacional estadounidense dedicada principalmente a los medios de comunicación masivos y a la industria del entretenimiento. Su sede está en Burbank, California, EEUU. La compañía cotiza bajo el ticker DIS, en Nueva York, a un precio de US$ 127,44 al 23/8/2020. Goza de un tamaño prominente, teniendo 223 mil empleados y una capitalización de mercado de 230.292M de dólares. Disney integra el índice Dow Jones Industrial Average (DJIA) desde 1991, y también integra el S&P 100 y el S&P 500.
Evaluando más en detalle el desempeño de la acción, la acción cotiza US$ 127,44 al 23/8/2020. Hace aproximadamente un año, el 26/8/2019 la acción cotizaba a US$ 137,26 lo que representa una caída aproximada del 7,15% anual (TTM). La caída es mas pronunciada YTD, Disney cotizaba US$ 148,2 a principios de año, por lo que al día de hoy la caída seria del 14%. No obstante, la acción a recuperado bastante valor después de la caída pronunciada que sufrió en Febrero-Marzo, llegando a cerrar a US$ 85,76 el 23/3/20 (habiendo subido un 48% desde entonces). Es para destacar que desde dicha caída se vio un significativo incremento en el volumen operado del papel. Mirando brevemente las medias móviles, vemos que la cotización actual esta por encima del promedio de 30 días (US$ 122,73), del de 90 días (US$ 115,98) y de 200 días (US$ 124,12). Con respecto al mercado, al 25/8, desde comienzo de año Disney se desempeñó por debajo del S&P 500 (5,7%), y del DJIA (-2,15%), con desempeño de -12,42% YTD.[1]
La compañía fue fundada en 1923 por los hermanos Walt y Roy Disney. A lo largo de su historia, Disney se consolidó como líder en la industria de animación estadounidense y luego diversificó sus negocios dedicándose a la producción de películas live-action, televisión y parques temáticos. A partir de 1980 Disney creo y adquirió diversas divisiones corporativas, para penetrar en mercados que fueran mas allá de sus marcas insignia orientadas a productos familiares.
Disney es conocida por su división de estudios cinematográficos (The Walt Disney Studios), que incluye Walt Disney Pictures, Walt Disney Animation Studios, Pixar, Marvel Studios, Lucasfilm, 20th Century Studios, Searchlight Pictures y Blue Sky Studios. Otras unidades y segmentos de la compañía son Disney Media Networks; Disney Parks, Experiences and Products y Walt Disney Direct-to-Consumer & International. A través de estas unidades, Disney posee y opera canales de televisión como ABC, Disney Channel, ESPN, Freeform, FX y National Geographic, así como también venta de publicidad, merchandising y música. También tiene divisiones de producción teatral (Disney Theatrical Group) y posee un grupo de 14 parques temáticos alrededor del mundo.
Es evidente la complejidad de las operaciones de Disney, por lo que vale la pena ir un poco mas a fondo en la composición de los segmentos operativos de Disney, en base al reporte anual de 2019 (mas representativo que el ultimo reporte trimestral en medio de la pandemia), donde encontramos cuatro segmentos relevantes. El primer segmento, denominado “Media Networks”, compuesto principalmente por los canales domésticos de TV, este segmento generó 24.827M US$ de ingresos en 2019 (un 34,7% del total). El segundo segmento es el de “Parks, Experiences and Products”, compuesto por los parques temáticos, resorts y cruceros de las compañías, así como también de las licencias de los nombres, personajes y marcas de la compañía y de los productos de merchandising propios, este segmento reportó 26.225M US$ de ingresos en 2019 (un 36,66% del total, el segmento mas relevante de la compañía). El tercer segmento, es el de “Studio Entertainment” que contiene las operaciones de producción de películas, música y obras de teatro, así como también los servicios de post-produccion. Este segmento reportó 11.127M US$ (un 15,55% del total). El ultimo segmento, quizás el mas interesante es “Direct-to-Consumer & International”, donde además de contener las operaciones internacionales de TV y servicios de distribución de contenido digital como apps y paginas web, se incluyen las unidades de servicios de streaming de Disney, compuestas principalmente por Hulu, ESPN+ y Disney+. Este sector reporto ingresos por 9.349M US$ (un 13,07%, enorme incremento respecto del 5,6% que reportó en 2018).
Respecto a la distribución territorial de las operaciones, es notorio el bagaje del mercado doméstico (EEUU y Canadá) donde concentraron en 2019 el 72,6% de las operaciones. Vale destacar también que hubo un incremento significativo interanual de las operaciones en los mercados de Asia-Pacífico (del 9,3% al 11,2%) y en Latinoamérica y otros mercados (del 3,09% al 4,61%).
En lo que respecta a la política de dividendos de la compañía, encontré registros de pago constante de dividendos desde al menos 1989. El ultimo dividendo fue el 13/12, habiendo pagado $0,88 y arrojando un dividend yield anual de 1,2%. La compañía decidió omitir el dividendo semestral correspondiente al primer semestre de 2020 por la pandemia del COVID-19.[2]
Evaluando un poco la posición financiera de la empresa, a junio de 2020, según el balance presentado, Disney tenia activos corrientes por 41.330M US$ y pasivos corrientes por 30.917M US$, lo que resulta en un working capital (activos corrientes netos, activos corrientes menos pasivos corrientes) de 10.413 US$. El working capital entonces representa el 33,68% de los pasivos corrientes (Con lo cual, el current ratio es de 1,34 apreciándose una mejoría respecto del 0,9 reportado en septiembre 2019). En relación con la deuda de largo plazo, la podemos estimar en 70.052M US$ (borrowings + other long-term liabilities), dado que en septiembre 2019 la cifra era de 51.889M US$, vemos que sufrió un aumento considerable (en el orden del 35%).
Respecto a los flujos de efectivo de Disney, vemos que en lo que va del año fiscal (septiembre 2019-junio 2020) Disney reportó flujo de efectivo por operaciones por 5949M US$, casi lo mismo que reportó para todo el año fiscal 2019 (5984M US$). Viendo la evolución de 10 años del CF de operaciones:

Año (sept-sept) 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019
CF de operaciones (mill. USD) 6578 6994 7966 9452 9780 11385 13136 12343 14295 5984
Dif. Anual % 6,32 13,9 18,65 3,47 16,41 15,38 -6,04 15,81 -58,14
Viendo la evolución en 10 años del flujo de efectivo de operaciones, vemos que en 2019 hubo una drástica reversión de la tendencia al alza que se venia reportando (con un 58,14% de caída interanual). Esto se debe en parte a la política de adquisiciones de la empresa, que vemos reflejado en el flujo de efectivo por inversiones, equivalente en 2019 a -15.096M US$ (muy por encima del promedio de 2010-2018, equivalente a -4179,4M US$).
En lo relativo a las ganancias de la compañía, para el Q2 2020[3] Disney reportó pérdidas por 4721M US$ (contra una ganancia de 1760M US$ para el Q2 2019). La situación se atenúa considerando las cifras para los últimos nueve meses (Q4 2019-Q2 2020), donde Disney totalizó perdidas por 1813M US$. No obstante, la situación del COVID-19 distorsiona nuestro análisis a largo plazo, por lo que para analizar la evolución interanual desde los últimos 10 años, utilizare los datos de los reportes anuales (datando el ultimo de septiembre 2019).

Año (sept-sept) 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019
Net Income (mill. USD) 3963 4807 5682 6136 7501 8382 9391 8980 12598 11054
Dif. Anual % 21,3 18,2 7,99 22,25 11,75 12,04 -4,38 40,29 -12,26
Como se puede ver en el cuadro, pese al revés sufrido por las obvias complicaciones de la pandemia, el historial de ganancias de Disney es sólido. La compañía tuvo en los últimos 10 años, 2 años de contracción en las ganancias (2017 y 2019), pero en términos generales, las ganancias crecieron a una tasa promedio del 13,02% los últimos 10 años. Para evaluar el crecimiento general estos 10 años, si tomamos el promedio de los primeros 3 años (2010-2012) y el promedio de los últimos 3 (2017-2019), las ganancias de Disney crecieron un 125,8%.
Mirando un poco de ratios, analizaré el EPS (Earnings Per Share) de la acción. Para el Q2 2020, Disney presentó un EPS negativo, de -2,61, contra un 0,98 obtenido en el Q2 2019. Refiriéndonos al desempeño pre-pandemia, el EPS promedio anual de los últimos 5 años fue de 6,3 y el ultimo EPS anual reportado (septiembre 2019) estaba ligeramente por encima, alrededor de 6,68.[4] En lo respectivo al Price/Earning, el P/E (TTM) al valor de la acción del 23/8 es de -208,9. No obstante, si eliminamos la distorsión producto de la pandemia, calculando las ganancias promedio de los últimos 3 años (de acuerdo con los reportes anuales), es de 18,38, lo cual es un valor aceptable dada la coyuntura de los últimos años. En lo que respecta al Price-To-Book (P/B) ratio, el book value a junio 2020, es de 50, por lo que el P/B (siempre al precio del 23/8) es de 2,54, un valor razonable dados los promedios de los sectores en los que Disney tiene incidencia.[5] El ultimo ratio a analizar es Price/Assets (P/E*P/B) que, (usando P/E con promedio de las ganancias de los últimos 3 años) arroja un valor de 46,68.
Sobre el soporte institucional de la compañía, Disney tiene un apoyo considerable, calculado en el 66,42% del flotante en manos de instituciones. Los tenedores líderes son Vanguard con el 8,22%; BlackRock (NYSE:BLK) con el 6,32% y State Street Corporation (NYSE:STT) con el 4,19%. Otros tenedores significantes (1-2%) son Bank of America (NYSE:BAC), MorganStanley (NYSE:MS) y Bank of New York Mellon (NYSE:BK).[6]
En lo respectivo al management de Disney, la primera consideración importante es respecto al legendario CEO de la compañía, Robert “Bob” Iger, quien, en febrero de este año, después de posponerlo por años, decidió dar un paso al costado como CEO de la compañía, dejando a cargo al director del segmento de Parques y Resorts, Bob Chapek. Esto duró poco, y en abril Iger volvió a tomar las riendas de la compañía.[7] No obstante, es altamente probable que, una vez estabilizado el panorama Iger retome su frustrado plan de dar un paso al costado.[8] En lo relativo a la compensación, Iger cobró 47.525.560 US$, los executive officers una remuneración promedio de 11.319.422 US$ y el empleado promedio de Disney cobró 52.184 US$.[9]
Una cosa que llama la atención del balance de Disney (septiembre 2019), es el incremento notorio del goodwill (de 31.269M US$ a 80.293M US$, un aumento del 157%). No obstante, este incremento puede deberse a la política de fusiones y adquisiciones de la compañía. Disney viene llevando en los últimos años una política de adquisiciones relativamente agresiva, ideada por el CEO Bob Iger, de las cuales podemos destacar 4 o 5 operaciones clave, la primera de ellas fue la adquisición de Pixar, la famosa empresa de animación que había despegado bajo la conducción de Steve Jobs y Ed Catmull, en 2006 por 7,4MM US$ (de esa adquisición se beneficiaron sacando películas muy exitosas como Up, Wall-E, Ratatouille, Toy Story 3, etc.). Otra adquisición clave, fue la compra de Marvel en 2009 por 4MM US$ (La última de sus películas Avengers: Endgame, la más taquillera de la historia de Disney, vendió entradas por 3MM US$). En 2012, Disney compró Lucasfilm (histórica productora de Star Wars), por 4,05MM US$, y posteriormente anunció una muy lucrativa tercera trilogía de Star Wars. Por último, en marzo de 2019, Disney concretó la adquisición de 2oth Century Fox, en marzo de 2019, por la extraordinaria cifra de 73MM US$, sus resultados aún están por verse.[10]
Analizar la competencia de Disney es algo trabajoso, dado la variedad de sectores en los que se involucra y la falta de compañías que abarquen tantos sectores como Disney. Considero que la compañía que más se aproxima en cuanto a sus operaciones y al volumen de las mismas es Comcast (NASDAQ:CMSCA), si bien Disney compite con numerosas empresas en numerosos sectores, como podrían ser, por ejemplo Cedar Fair (NYSE:FUN) o Six Flags (NYSE:SIX) en el negocio de los parques temáticos; ViacomCBS (NYSE:VIAC) o Discovery Communications (NASDAQ:DISCA) en el negocio mediático; así como Netflix (NASDAQ:NFLX) o Amazon (NASDAQ:AMZN) en el negocio del streaming, sobre los cuales hablare más adelante. También compite con segmentos de negocios de conglomerados grandes como Sony (NYSE: SNE) o AT&T (NYSE:T).
Observando a Comcast, el acérrimo rival, vemos que la capitalización bursátil es similar, siendo de 198.301M US$ para Comcast y de 234.538M US$ para Disney, así como los empleados, teniendo 190.000 (CMCSA) y 236.000 (DISN). El desempeño de ambas acciones es parejo, en términos generales Comcast tuvo mejor performance, sobre todo YTD (-3,47% contra -10,26%). En los márgenes y ratios también gana Comcast, supera ampliamente en gross margin (TTM) a Disney, con 56,78% contra 27,95% y en net margin (TTM) con 10,91% frente a un pobre -1,91%. El EPS (TTM) da 2,53 para Comcast contra -0,6 para Disney. Consecuentemente, Comcast pudo mantener un P/E positivo de 17,56.
Si bien los números parecen positivos en la comparación para el lado de Comcast, me parece relevante destacar que lo mismo que fue su mayor ventaja comparativa (la composición de sus segmentos operativos), puede ser lo que la haga perder en la comparación a futuro, dada la absoluta supremacía que tiene la operatoria relacionada con la televisión, así como la falta de un segmento de negocios dedicado al streaming de video (sobre el cual también me referiré mas adelante).[11]
Para analizar el futuro, creo que es relevante hacer unas breves conclusiones sobre la actualidad. En primer lugar, los segmentos operativos mas afectados fueron el segmento de parques temáticos, resorts, etc. y el segmento de los estudios cinematográficos con lo cual los ingresos de Disney este último trimestre quedaron a cargo, principalmente, de los canales de TV (que sufrieron una breve baja del 2%) y de los servicios de streaming.
Empezando por los sectores más afectados, respecto a la producción fílmica (Studio Entertainment), me parece que la situación no es crítica, claramente la situación de la pandemia redujo fuertemente los ingresos del sector (al haberse reducido lógicamente la asistencia a salas de cine). No obstante, el manejo del sector viene siendo exitoso hace años (en los últimos 2 años lanzaron 3 de las 4 películas más taquilleras de la historia de la compañía, Endgame, Infinity War, y el live-action de El Rey León), y no hay indicios de que esto vaya a cambiar en el futuro (hay un esquema de estrenos futuros interesante).[12]
En lo que respecta a los parques, las perspectivas no son tan buenas. La caída para el Q2 2020 fue del 85% en relación al Q2 2019. Es evidente que al haber una cuestión sanitaria de por medio, el turismo va a ser uno de los sectores mas afectados, habiendo sufrido una caída increíble en la primera mitad del año. [13] Actualmente, la actividad comercial de los parques temáticos está empezando a reanudarse, habiendo reabierto las operaciones en Walt Disney World en Florida, y estando a la espera de reabrir Disneyland en California, dada la incertidumbre de la pandemia.[14] No obstante, la recuperación fue peor de lo esperado y a partir de Septiembre Walt Disney World recortará los horarios de sus parques.[15] Asimismo, comparativamente, el desempeño de Universal Studios (propiedad de Comcast), parece ser mejor que el de Disney en esta reapertura.[16] No obstante, es importante destacar el carácter de líder absoluto de Disney en este sector,[17] con una competencia que difícilmente pueda igualar su posición, con lo cual si bien el desempeño en el corto plazo puede ser inferior al de la competencia, es altamente probable que recupere su posición dominante en el mediano-largo plazo.
Es interesante ver, en tercer lugar, el segmento “Media Networks” que consiste principalmente en los canales de TV que Disney posee. Este sector no tuvo una caída significante (solo del 2% para el Q2 2020 en relacion al Q2 2019) en el corto plazo, pero en el largo plazo, es evidente que la tendencia del sector es a desaparecer. Las encuestas y reportes muestran un lento descenso año tras año de la audiencia, tanto de TV en vivo, TV diferida y radio.[18] Con lo cual, a largo plazo, es previsible que este segmento sufra una disminución considerable en su volumen de operaciones.
También es previsible (y así lo reflejan las encuestas), que el reemplazo de la TV tradicional sea protagonizado por los servicios de video streaming (VOD), es decir, por las operaciones del cuarto segmento (Direct-to-Consumer). Disney tiene hoy 3 servicios de streaming, Hulu, ESPN+, y Disney+ (ofrece los tres en un bundle que cuesta US$ 12,99). Como ya dijimos, el incremento de los ingresos por estos servicios durante el FY 2019 fue significante. Veamos la evolución de los subscriptores a estos servicios en lo que va del FY 2020 (es decir, Q4 2019, Q1 2020 y Q2 2020).
Q4 2019 Q1 2020 Q2 2020
Hulu 30,4M 32,1M (+5,6%) 35,5M (+10,6%)
ESPN+ 6,6M 7,9M (+19,7%) 8,5M (+7,6%)
Disney+ 26,5M 33,5M (+26,4%) 57,5M (+71,6%)
Como se puede apreciar, el crecimiento es destacable, sobre todo de Disney+. Yendo producto por producto, cuesta encontrar competidores comparables con ESPN+, con lo cual Disney no tiene mucha competencia. Por su parte Hulu y Disney + son complementarios, la diferencia entre uno y otro radica principalmente en el catálogo (el de Hulu es un poco más ecléctico, el de D+ se centra principalmente en contenidos de marcas propias de Disney), así como también pequeñas características de Hulu que lo diferencian de otros servicios de streaming (incluyendo una versión alternativa de suscripción que incluye TV en directo). Estos dos servicios si se enfrentan a una feroz competencia, participando de la contienda denominada “streaming war” con gigantes como Netflix o Amazon Prime Video.
En ese orden, mientras Netflix tiene 193 millones de subscriptores,[19] y Amazon ostenta un numero similar o superior (habiendo ganado mas de 100M de subscriptores en un año), [20] Disney tiene solo 93 millones entre Disney+ y Hulu (nada mal, considerando que Disney+ está en su primer año de vida). Mirando hacia adelante es posible que el servicio que ofrece Disney expanda su base de subscriptores, así como también es muy probable que la competencia se recrudezca (incluyendo la incidencia de otros servicios como Apple TV+). En ese contexto, el principal motivo para pensar que Disney podría ganar la “guerra” los próximos años podría ser el amplísimo catálogo de licencias de personajes, series, y películas que posee el conglomerado (Star Wars, Los Simpson, Marvel y todos sus superhéroes, por solo mencionar algunos), que podrían tener muchísimo mas peso que las producciones originales de sus competidores. Por otro lado, el servicio de Amazon, por ejemplo, resulta mas atractivo en cuanto a pricing, porque le es ofrecido como un beneficio a todos los que cuentan con una subscripción de Amazon Prime)
A forma de conclusión, es difícil imaginar un futuro adverso a largo plazo para Disney. Sin embargo, su desempeño en el corto-mediano plazo dependerá de varios factores (quizás valga la pena analizar Comcast para el corto-mediano plazo, para el largo parece ser una desventaja fatal el hecho de que no estén compitiendo fuerte en la guerra por el streaming), en mi opinión, principalmente de la reactivación del turismo (tanto domestico como internacional) así como del desempeño de sus servicios de streaming (y el desempeño de sus competidores).
Fuentes
-Forms 10-K y 10-Q, principalmente los últimos, toda la información esta en https://thewaltdisneycompany.com/investor-relations/
-Yahoo! Finance: https://finance.yahoo.com/quote/DIS?p=DIS
-Otras fuentes, especificadas en los footnotes

[1] Datos en base a gráficos de https://www.tradingview.com/chart/
[2] Datos de https://www.macrotrends.net/stocks/charts/DIS/disney/dividend-yield-history y https://www.nasdaq.com/market-activity/stocks/dis/dividend-history
[3] El año fiscal de Disney comienza en septiembre, por lo que los reportes de ellos (y el orden de los trimestres del año fiscal) se presentan en consecuencia. No obstante, cada vez que me refiera a un determinado trimestre o quarter, lo hago en base al año calendario.
[4] En base a datos de los filings ante la SEC y de https://www.macrotrends.net/stocks/charts/DIS/disney/shares-outstanding
[5] En base a una comparación con datos de https://siblisresearch.com/data/price-to-book-secto
[6] Información de https://finance.yahoo.com/quote/DIS/holders?p=DIS
[7] Información de https://www.nytimes.com/2020/04/12/business/media/disney-ceo-coronavirus.html
[8] Si se quiere mas insight sobre Bob Iger, es recomendable la biografía de Steve Jobs que hizo Walter Isaacson
[9] Datos del proxy statement de 2020 https://otp.tools.investis.com/clients/us/the_walt_disney_company/SEC/sec-show.aspx?FilingId=13852150&Cik=0001744489&Type=PDF&hasPdf=1
[10] Ver https://www.cnbc.com/2019/08/06/bob-iger-forever-changed-disney-with-4-key-acquisitions.html , https://money.cnn.com/2006/01/24/news/companies/disney_pixar_deal/ , https://money.cnn.com/2009/08/31/news/companies/disney_marvel/ , https://www.bbc.com/news/business-20146942 , https://www.the-numbers.com/box-office-records/worldwide/all-movies/theatrical-distributors/walt-disney entre otros
[11] Comparaciones con el screener de TradingView: https://www.tradingview.com/screene
[12] Ver https://editorial.rottentomatoes.com/article/upcoming-disney-movies/
[13]Estadísticas del sector en: https://tradingeconomics.com/united-states/tourist-arrivals
[14] Ver https://www.usatoday.com/story/travel/experience/america/theme-parks/2020/08/10/disneyland-california-theme-parks-left-limbo-covid-19-surge/3319886001/
[15] Ver https://deadline.com/2020/08/walt-disney-world-cut-hours-september-1203008260/
[16] Ver https://www.foxbusiness.com/lifestyle/universal-sees-more-visitors-than-disney-amid-coronavirus-report
[17] Ver https://www.forbes.com/sites/niallmccarthy/2019/05/23/the-worlds-most-popular-theme-parks-in-2018-infographic/#7c2354e577ac , https://edition.cnn.com/travel/article/most-popular-theme-parks-world-2018/index.html , https://www.teaconnect.org/images/files/TEA_268_653730_180517.pdf
[18] Ver https://www.nielsen.com/us/en/insights/report/2020/the-nielsen-total-audience-report-august-2020/
[19] Form 10-Q Q2 2020 Netflix: https://d18rn0p25nwr6d.cloudfront.net/CIK-0001065280/bcff7d52-7a7d-4e0c-8265-4b6860929fb1.pdf
[20] Ver https://www.forbes.com/sites/petercsathy/2020/01/31/amazon-prime-video-the-quiet-ominous-streaming-force/#6abbe5e41f1a
submitted by menem95 to merval [link] [comments]


2019.06.13 12:29 kong-dao La mentira del reciclaje plástico

El plástico, material extremadamente difícil de degradar, tóxico, nocivo para la flora, fauna y humanos. En muchas ciudades del mundo hay cestos para separar los productos reciclables como el papel/cartón, vidrios y plásticos. Una vez que los ciudadanos cumplen con obediencia los "consejos" del gobierno (o debería decir las imposiciones?) separando los materiales ¿qué tan seguro estamos de que una vez llevada la basura en el camino se recicla?
En el siguiente link se podrán ver las compañías del todo el mundo que hacen reciclajes plásticos, ordenados por país, tipo de plástico que recicla y cantidad soportada (la mayoría está en blanco)

¿Cómo es el proceso de reciclaje plástico?
Debido a los diferentes pesos moleculares de sus largas cadenas de polímero, los plásticos poseen una baja entropía de mezclado. Por lo que cuando diferentes tipos de plástico se mezclan, tienden a separarse en capas por fases, como el aceite y el agua, de tal forma que los tipos de plásticos tienen que ser idénticos para mezclarse eficientemente. Las interfaces entre fases causan puntos estructurales débiles en el material que se obtiene, por lo que las mezclas de distintos polímeros poseen muy pocos usos. Otro problema al reciclar el plástico es el uso de tintes, rellenos y demás aditivos que están en los plásticos, son generalmente muy difíciles de eliminar sin dañar al plástico. Una última barrera es que muchos de los pequeños artículos de plástico comunes no están catalogados como tal, lo que dificulta su reciclado. Aquí dejo un interesante informe que se ha llevado a cabo en España (2016) También hay videos que explican de forma "superficial" el proceso.

¿Todos los países tienen plantas de reciclaje plástico?
La respuesta es NO ,incluso aquellos países que tienen plantas de reciclaje, una vez troceado, los ponen en contenedores de carga, los suben a un barco y los venden a Asia por Millones de dólares. Lamentablemente no hay muchas plantas de reciclaje estatales, por lo que el dinero siempre se mueve dentro de sectores privados, es decir, entre compañías, haciendo así de la basura un negocio altamente lucrativo.
Además de que el dinero siempre fluye dentro de aquellas entidades, el plástico, desde que se comenzó a utilizar de forma masificada en los mercados, solamente es reciclado menos del 10% a nivel mundial.
Según censos hechos por Earth Day y World Atlas son al menos 20 los países que hacen una mala administración de los plásticos, terminando en océanos o vertederos. ¿Se puede culpar a esos 20 países por comprar los residuos del mundo? No lo creo. Los responsables son las empresas que producen el plástico, haciendo que los países asiáticos tengan que reciclarlo para usarlos en materiales que luego exportarán, como carcasas de laptops, móviles, juguetes, ropa, etc, (ej. lo que diga made in China/Bangladesh/etc) El problema reside en que se produce más plástico del que se consume o del que se pueda legar a re-utilizar, pero para entender esto veamos un poco la historia del comercio plástico:
2009: Según New York Times Europa ya exportaba ilegalmente 7 toneladas de basura a países asiáticos y sudamericanos, con origen en uno de los puertos más grandes de Europa: Rotterdam
2010 : un periodista de Bloomber Shangai visitó Wen (China) para mostrar los efectos de la polución plástica en la región causando enfermedades sanguíneas, pulmonares y demás en la población. El costo estimado en exportación de plástico con origen en Estados Unidos, según Forbies, era de $940 Millones de dólares
2011: China importaba o compraba los desechos plásticos de Norte América que según The Guardian y otras ONG estaban valuados en $11.3 Billones de dólares anuales, que según New York Post, fueron $39 Billones a empresas privadas americanas.
2012: Según la Agencia Europea Medioambiental (EEA) en 2012, Europa no contaba con las infraestructuras suficientes para reciclar la basura que estaba produciendo por lo que tenía que enviar contenedores con más de 75 toneladas de basura (como hizo desde 2009) a países fuera de la región, situación que es avalada con documentos oficiales de la Comunidad Europea.
2013 China propuso "Operación Cerca Verde" (Operation Green Fence) una política para prohibir la importación de plásticos post-consumo sin lavar y otros contaminantes, aludiendo a los países exportadores de basura a que reciclen el material en sus propias regiones, reduciendo la importación a 8/9 toneladas con respecto a los años anteriores, y, que según Journal Science dió paso a países como Indonesia, Filipinas, Vietnam, Sri Lanka, Tailandia, Malaysia y Bangladesh, entre otros, a sumarse al negocio de comprar basura.
2015: China declaró que recibía de Europa casi 50 Millones de toneladas basura y 1.4 Millones de toneladas de EEUU
2016: China se convierte en el "basurero del mundo" recibiendo más de la mitad de todos los desechos plásticos, metálicos y de papel, invirtiendo $18 Billones de dólares en importaciones y que según informes de Huffington Post, $5.2 Billones eran de Estados Unidos. The Guardian por su parte informa que se vendieron más de 480 Billones de botellas plásticas de agua en todo el mundo, estimando que podría subir a 600 Billones para el 2021. Las estadísticas indican que solamente el 7% de las botellas usadas en bebidas han sido recicladas en nuevas botellas durante aquel año, desechando 13 Millones de toneladas al océano. En Inglaterra se estima que 38.5 Millones de botellas plásticas son usadas por día y 16 Millones de esas botellas van a parar al océano o vertederos tóxicos. Por otro lado, científicos de la Universidad Ghent en Bélgica, calcularon que las personas que consumen alimentos marinos, ingieren 11 Mil pequeños pedazos de plástico por año, una cantidad lo suficiente significativa para producir enfermedades genéticas y hereditarias.
2017: China implementa el nuevo proyecto "Operación Espada Nacional" (National Sword) prohibiendo la compra de productos reciclables, una política extensible hasta el 2020. Esta situación puso contra la pared a las empresas que más plástico producen, forzando a los gobiernos (protectores de aquellas compañías) a crear plantas de reciclajes locales o buscar nuevos compradores, situación que, según Wall Street Journal, llevó a un desplome de los valores de mercado en un 3% Para finales del 2017 se exportaban 7.3 Millones de toneladas por metro cuadrado, fecha en la que el 87% del plástico de Europa era enviado directamente a Hong Kong. El periódico The Economist resalta que la mayor exportación de desechos plásticos es de productos domésticos, como botellas de agua, lejía para vajilla, y lo que se pueda adquirir en un supermercado. The Guardian también publicó un detallado informe indicando que solamente el 14% del plástico mundial era reciclado; y al mismo tiempo National Geographic realizó otro informe indicando que el 91% no es reciclado. Un excelente informe de Huffington Post detalla cómo Canadá vende el 83% de su basura plástica a empresas privadas norteamericanas para enviarlas dentro de contenedores a las islas Filipinas. Según el periódico DW, Alemania, en 2017, estaba exportando el 95% de su basura plástica a India, Malasia e Indonesia. El periódico El Espectador, comenta que en este año el valor alcanzado en la exportación de basura mundial llegó a los $86 Millones de dólares. Acorde al portal científico The Conversation, muchos de los países que importaban sus desechos a China se saltaban directamente el proceso de tratamiento de residuos y reciclaje (por la facilidad de sacarla de sus países) España tampoco está exenta de las atrocidades, exportando en 2017, 115 toneladas de plástico, valuado en $35 Millones de euros
2018: NAT GEO redobla la apuesta tras otra investigación diciendo que menos del 5% es reciclado a nivel mundial. Sin embargo otras estadísticas señalan que es menos del 1%. Las cifras van en picada y el consumo de plástico en alza. El mismo año China avisa al mundo que dejará de comprar plásticos y otras 24 categorías de desechos incluyendo materiales textiles y papeles, situación que generó malestar en los países exportadores de basura, por ejemplo, Irlanda que envía el 95% de su basura plástica a China; otro informe de New York Times comenta que países como UK, Nueva Escocia envían el 80% de los productos reciclables a China, Science Advance realizó una detallada y minuciosa investigación que explica cómo China, desde 1993 a 2016, se encargo de convertirse en el "basural del mundo", explicando la cantidad de dinero ganado por tonelada de residuos plásticos, los países que importaban los mismos, rutas marítimas y muchos más, un informe que vale la pena leer. La BBC comenta que el Buró Internacional de Reciclaje (BIR), con sede en Bruselas, que representa a la industria global de reciclado, afirma que ya se están buscando nuevos mercados potenciales para estos materiales, que podrían incluir a Tailandia, Vietnam, Camboya, Malasia, India y Pakistán. La "solución" para Europa sigue estando en mandar sus porquerías lejos del territorio. La nueva medida de China forzó a países como España y México a reducir la exportación de plásticos en un 50%, sin embargo, el primer país, durante el primer cuarto de año re-destinó 1.100 tonleadas sus residuos a Tailandia, Vietnam y Camboya, haciendo caso a las normas del BIR. Tras las nuevas normativas de China, Malasia tomo la posta y pasó a ser líder del mercado inviertiendo $5 Billones de dólares en la compra de basura de forma ilegal, y, $116 Millones de forma legal. Reportes de Business Insider informan que tras las medidas de China, se bajó un 4% la exportación de plástico a nivel mundial (buena noticia) aunque no es lo suficiente para terminar con los altos niveles de toxicidad que producen las plantas de reciclaje, después de todo, el plástico, es un gran negocio.
2019: El presidente de Filipinas envía 106 contenedores con basura plástica originado en Canadá de vuelta al país emisor siguiendo el plan de China con respecto a la desintoxicación medioambiental desatando una batalla legal contra el presidente Trudeau

¿Cuáles son las empresa que más plástico producen?
Según Independent es que la empresa Coca-Cola produce 100 Billones de botellas de plástico cada año. Otras fuentes como ZME Sience dicen que Coca-Cola produce 110 Billones.
Acorde a Forbies y Huffington Post Coca-Cola produce 3 Millones de toneladas en plástico; Nestlé 1.7 Millones de toneladas; y, Unilever 610 Mil toneladas.
Según la CBC las empresas que producen más plástico son: Coca-Cola, Nestlé, Danone, Johnson and Johnson, H&M, Kellogg, L'Oreal, PepsiCo y Walmart.

Hay un dato extremadamente irónico en todo esto, en 2019, fueron 30 las empresas que crearon la Alianza para terminar con los Desechos Plásticos (The Alliance to End Plastic Waste) y que según las fuentes: Plastic Technology, Fast Company esas empresas son, al mismo tiempo, las mayores productoras de plástico.

¿Qué se puede hacer para reducir el consumo de plástico?

Estadísticas de la polución producida por el plástico:
Our World in data
Collective Responsibility
Statista
Statista 2
Naciones Unidas
Video: Océano Plátsico (Naciones Unidas) 2017

Documentales (inglés)
Exposing Australia recycling lies
submitted by kong-dao to DeepMinds [link] [comments]


2016.06.07 02:38 ShaunaDorothy Niños fugándose de los infiernos creados por EE.UU. - Refugiados centroamericanos: ¡Déjenlos quedarse! ¡Plenos derechos de ciudadanía para todos los inmigrantes! (Octubre de 2014)

https://archive.is/sBQxB
Espartaco No. 42 Octubre de 2014
Traducido de Workers Vanguard No. 1050, 8 de agosto.
Desde octubre de 2013 hasta junio de este año, la Patrulla Fronteriza detuvo a 57 mil niños no acompañados a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos: más del doble de los que capturaron durante los doce meses previos. Este incremento es parte de una tendencia a la alza durante los últimos tres años en el número de jóvenes migrantes, en gran mayoría provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador. La aterradora violencia y miseria extrema de las que huyen estos refugiados son resultado directo del dominio imperialista estadounidense sobre Centroamérica. Durante las últimas décadas, el tejido social de estos países se ha visto desgarrado por factores que van desde las guerras sucias de la década de 1980 (orquestadas por EE.UU.) hasta la creciente militarización bajo el pretexto de la “guerra contra las drogas”, pasando por la devastación económica producto de los tratados de “libre comercio” impuestos por Estados Unidos.
Las imágenes de junio de jóvenes migrantes comprimidos como sardinas en centros de detención atiborrados reencendieron el debate político sobre la “reforma” migratoria. El Partido Republicano y los comentaristas políticos de derecha aprovecharon la oportunidad para acusar a Obama de ser “laxo” en cuestiones migratorias. Mientras tanto, un frenesí reaccionario envolvió a varias ciudades fronterizas: de manera más dramática, en Murrieta, California, una turba, que incluía neonazis y Minutemen, llevó a cabo bloqueos contra los camiones que transportaban inmigrantes y escupió su veneno contra ellos. Varios pueblos y condados han adoptado o están considerando resoluciones para impedir que los inmigrantes sean alojados temporalmente ahí.
El presidente Obama ha enfatizado que los miles de niños refugiados no podrán quedarse en el país. En una entrevista del 27 de junio, aleccionó a los padres, diciendo: “No manden a sus hijos a la frontera”. Y después agregó: “Incluso si logran cruzar, van a ser mandados de regreso”. El “deportador en jefe” —que ha establecido un récord deportando a más de dos millones de inmigrantes en lo que va de su gobierno— solicitó al Congreso un paquete de ayuda de emergencia de 3 mil 700 millones de dólares, la mayoría de los cuales estarían destinados a fortalecer la seguridad en la frontera y acelerar las deportaciones.
Con este mismo objetivo, Obama está determinado a enmendar una ley de 2008 contra el tráfico de niños firmada por George W. Bush. Esta ley autoriza la expulsión inmediata de los niños mexicanos pero requiere que los niños de otros países que no hacen frontera, como es el caso de los centroamericanos, sean canalizados al Departamento de Salud y Servicios Humanos. Una vez ahí, deben pasar por un juicio migratorio o ser entregados a un familiar en EE.UU. Lo que busca ahora la Casa Blanca es dar a la Patrulla Fronteriza el poder para expulsar a estos niños tan rápido como sea posible, sin darles acceso a representación legal.
A mediados de julio, el presidente supervisó la deportación de un centenar de mujeres y niños a la ciudad hondureña de San Pedro Sula, la capital mundial del homicidio. Desde el derrocamiento respaldado por EE.UU. del populista burgués hondureño Manuel Zelaya en 2009, el país mantiene el índice de asesinatos más alto en el mundo. (El Salvador y Guatemala también figuran consistentemente entre los primeros cinco.) Durante la primera mitad de este año, se registraron 3 mil asesinatos en Honduras, un país con sólo 8 millones de habitantes —más o menos la población de la Ciudad de Nueva York—.
Al ver a sus hijos prácticamente destinados a morir, ya sea a manos de las bandas criminales o de los salvajes en el ejército y la policía, hay padres desesperados dispuestos a todo para permitir que sus niños escapen. En ocasiones, los niños son enviados solos en el peligroso viaje hacia El Norte (varios de ellos esperan reunirse con sus padres u otros parientes que ya viven en EE.UU.). Una vez allá, muchísimos de estos jóvenes refugiados buscan residencia permanente pidiendo asilo o el estatus de Inmigrante Juvenil Especial, usando como argumento el miedo totalmente justificado de morir en sus países de origen. El proceso de asilo es tortuoso y no hay garantía alguna de que éste será concedido. El abuso sexual y la violencia conectada con pandillas, por ejemplo, no son consideradas razones válidas para solicitar asilo.
Los refugiados centroamericanos deben ser liberados de inmediato y obtener el derecho a quedarse, ya sea a través del asilo o por cualquier otro medio. Los mismos gobernantes capitalistas estadounidenses que saquean a Centroamérica, en casa explotan a los obreros y los oprimidos. La defensa de los inmigrantes es de vital interés para el movimiento obrero y para todos los combatientes contra la discriminación racista. Toda la gente que logra llegar a este país, sin importar su edad o su motivación, debería gozar de los mismos derechos que los que nacieron aquí. Exigimos plenos derechos de ciudadanía para todos los inmigrantes, incluyendo el derecho a un pasaporte estadounidense y a recibir educación gratuita. ¡Alto a las deportaciones! ¡Libertad para todos los detenidos!
El “patio trasero” del imperialismo estadounidense
Los gobernantes capitalistas estadounidenses han considerado por muchos años a Latinoamérica como su patio trasero. Durante las primeras tres décadas del siglo XX, las tropas estadounidenses intervinieron en los países de Centroamérica y el Caribe en casi 20 ocasiones. Junto con el ejército venían los representantes de enormes corporaciones estadounidenses como la United Fruit Company. En Guatemala, Honduras y otros países burlonamente denominados “repúblicas bananeras”, los deseos de la United Fruit eran la ley. En Guatemala, Washington orquestó el derrocamiento del presidente populista burgués Jacobo Arbenz en 1954, después de que éste intentara nacionalizar algunas tierras propiedad de la United Fruit e implementar otras reformas.
Durante la década de 1980, EE.UU. financió, entrenó y proporcionó inteligencia a sangrientos regímenes basados en escuadrones de la muerte a lo largo de Centroamérica, quienes hicieron blanco de izquierdistas, sindicalistas, líderes campesinos y demás. Estas guerras sucias formaron parte de la Segunda Guerra Fría imperialista, con miras a la destrucción contrarrevolucionaria de la Unión Soviética, un estado obrero degenerado, y a revocar las conquistas de la Revolución Cubana, viendo a los izquierdistas locales como títeres soviéticos y cubanos. En el propio EE.UU. esta campaña bélica antisoviética tuvo su reflejo en el incremento de los ataques contra los sindicatos y la población negra.
En Guatemala, unas 200 mil personas —en su mayoría campesinos mayas— fueron asesinadas y otras 45 mil “desaparecidas” a lo largo de tres décadas de conflictos armados. Honduras fue el campo de entrenamiento de los reaccionarios contras patrocinados por EE.UU. para derrocar al gobierno nacionalista de izquierda de los sandinistas en Nicaragua. EE.UU. también enlistó al ejército hondureño en sus esfuerzos por destruir al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, una amplia insurgencia guerrillera que combatió contra la junta militar respaldada por Estados Unidos en El Salvador.
La oleada de inmigración hacia EE.UU. proveniente de Centroamérica data del periodo de la guerra sucia. En esa época, miles de salvadoreños que buscaban refugio en EE.UU. fueron deportados directamente de vuelta a las garras de los escuadrones de la muerte. Frente a esto, nosotros exigimos asilo para todos aquéllos que llegaran huyendo del horror derechista. En contraste con los refugiados que escapan del terror sangriento de los regímenes respaldados por EE.UU., Washington siempre ha dado la bienvenida a la peor gente, por ejemplo a los contrarrevolucionarios gusanos cubanos.
La imposición del TLCAN con México en 1994 y el Tratado de Libre Comercio de América Central (TLCAC) una década después trajo consigo incrementos adicionales en la migración a Estados Unidos, producto de la catástrofe económica que representaron esos tratados para millones de personas. Durante los años previos, el Fondo Monetario Internacional y otras agencias imperialistas habían dictado programas de “reestructuración de deudas”, que exigían el recorte de subsidios agrícolas y programas sociales. El TLCAN y el TLCAC incrementaron el número de campesinos arrastrados desde la tierra hacia la miseria urbana, habiendo eliminado las protecciones contra la importación de maíz y frijol de EE.UU., parte fundamental de la dieta de los pobres y los principales alimentos producidos por los campesinos. Esta situación de miseria fue exacerbada por la crisis económica global de 2008 —desatada por el capital financiero estadounidense— que produjo despidos masivos en las maquiladoras frente al desplome de la demanda de bienes de consumo.
Desde el inicio nos opusimos al TLCAN, la rapiña de “libre comercio” contra México, y a su equivalente centroamericano, porque sus únicos objetivos son el saqueo de estos países semicoloniales y el fortalecimiento del dominio de los amos estadounidenses. Esta perspectiva internacionalista proletaria contrasta agudamente con el chovinismo nacionalista de la burocracia sindical de la AFL-CIO, que denunció al TLCAN por supuestamente poner en riesgo los empleos estadounidenses.
En Honduras, las condiciones de los obreros y los pobres de la ciudad y el campo han empeorado significativamente desde que el régimen de Zelaya fue derrocado. El índice de homicidios está por las nubes, las pandillas están desatadas y el gasto en vivienda, salud y educación ha sufrido fuertes recortes. Después de ser elegido en 2005, el rico terrateniente Zelaya adoptó algunas medidas paliativas para limitar el descontento social y comenzó un proceso de acercamiento hacia la Venezuela de Hugo Chávez. Estas medidas hicieron enfurecer a EE.UU. y a amplios sectores de la burguesía hondureña, que conspiraron con éxito para derrocarlo en el golpe de 2009. Desde entonces, el gobierno de Obama ha respaldado completamente a los regímenes posteriores al golpe y continúa financiando a manos llenas a la policía y el ejército hondureños.
¡Abajo la “guerra contra las drogas”!
En una cumbre en julio de 2005 con los gobernantes de El Salvador, Guatemala y Honduras para hacer frente a la crisis de los niños refugiados, el presidente Obama elogió los esfuerzos de sus contrapartes centroamericanos para detener el flujo de migrantes pero los instó a hacer más. Desde 2008, Washington ha incrementado dramáticamente la ayuda y el entrenamiento para la policía de esos países bajo la bandera de la “guerra contra las drogas”.
Tanto la guerra contra las drogas como la “guerra contra las pandillas” no son más que pretextos para militarizar fuertemente la región. Estas medidas han incrementado la violencia e intensificado la represión contra la clase obrera y los pobres del campo y la ciudad. En el grueso de los países donde el gobierno supuestamente combate la narcoviolencia, el aparato estatal entero está absolutamente compenetrado con los cárteles de la droga; todos, desde la policía hasta los políticos, están involucrados hasta el cuello en el próspero mercado de la droga.
Los marxistas nos oponemos a la “guerra contra las drogas”, que no es sino una cobertura para la intervención militar imperialista a lo largo de América Latina y no ha traído más que terror y muerte a barrios pobres y áreas rurales en toda la región. En EE.UU., la “guerra contra las drogas” ha sido durante décadas el motor del encarcelamiento masivo de los negros y, cada vez más, también de los latinos y los inmigrantes. De igual forma, la “guerra contra las pandillas” criminaliza aún más a la juventud pobre y obrera, al tiempo que incrementa los poderes represivos del estado capitalista.
En Centroamérica, el flujo masivo de campesinos arruinados hacia las ciudades ha creado un campo fértil para el auge de la “economía informal”. Al ver sus ocupaciones tradicionales destruidas debido al “libre comercio” imperialista, muchas personas en Latinoamérica no encuentran otra forma de sobrevivir más que cultivando, vendiendo y transportando drogas, o emigrando. Llamamos por la despenalización de todas las drogas y por el retiro de todas las bases y fuerzas militares estadounidenses en Latinoamérica y el Caribe. Al eliminar los márgenes de ganancia estratosféricos producto del comercio ilegal de las drogas, la despenalización también reduciría el crimen y la violencia.
La migración y la sociedad capitalista
Tratando de sacar ventaja de la simpatía hacia los niños refugiados, algunos miembros del Partido Demócrata una vez más se presentan como “amigos de los inmigrantes”, con miras a las elecciones intermedias. Los liberales han estado muy ocupados tratando de presionar a Obama para que ignore al Congreso y promulgue una orden ejecutiva para implementar la “reforma” migratoria. Nosotros daríamos la bienvenida a cualquier reforma que en los hechos otorgue algún tipo de derechos o de protección legal para los inmigrantes. Pero nada de lo que el gobierno ha propuesto mejoraría realmente su situación.
Las propuestas bipartidistas de reforma respaldadas por la Casa Blanca están dirigidas a crear un estrato absolutamente vulnerable de la población, obligado a pagar grandes cantidades de dinero por el privilegio de trabajar a cambio de una miseria, sin protección laboral, sin estatus migratorio fijo, sin derechos democráticos y sin ningún tipo de acceso al bienestar social. Este propósito está en línea con los intereses de un sector de la burguesía estadounidense, que busca mantener una fuente de mano de obra inmigrante barata e indefensa —sobre todo para fomentar la división entre la clase obrera—. El ala más nativista de la burguesía, mientras tanto, despotrica contra los “invasores” y los “criminales” que cruzan la frontera, presentando a los inmigrantes como una carga sobre el mercado laboral, la vivienda y el sistema de salud.
Ambas partes concuerdan en su determinación para fortalecer la vigilancia de la frontera. El actual gobierno ha continuado la expansión de la infraestructura de la Patrulla Fronteriza y la militarización de la frontera a niveles sin precedentes, empujando a los inmigrantes a tomar caminos cada vez más peligrosos para ingresar al país. Desde 2010, agentes fronterizos han matado al menos a 28 inmigrantes. En 2012, guardias fronterizos de EE.UU. abatieron a un adolescente mexicano de 16 años con ocho disparos en la espalda, con la justificación de que estaba lanzando piedras mientras caminaba en Nogales, en el lado mexicano de la frontera. Si caen en manos de los federales, los inmigrantes son arrastrados a centros de detención marcados por condiciones terribles. Cientos de detenidos en el Northwest Detention Center en las afueras de Tacoma, Washington, han llevado a cabo una serie de huelgas de hambre este año, protestando tanto contra las deportaciones como contra su desesperada situación actual, bajo la cual son obligados a trabajar en virtual esclavitud.
Los inmigrantes no son sólo víctimas, también constituyen una parte crucial y vibrante de la clase obrera estadounidense. Los trabajadores deben combatir los venenosos intentos de la patronal de poner en conflicto a quienes nacieron en EE.UU. contra los inmigrantes, muchos de los cuales llevan a cabo los trabajos más peligrosos y menos deseables. Organizar a estos trabajadores es crucial para revitalizar al movimiento sindical. El primer paso en la lucha contra la explotación de los obreros y la opresión de los inmigrantes, así como contra el racismo hacia la población negra, es reconocer que los obreros y los capitalistas no comparten un “interés nacional” común. La clase obrera sólo puede mejorar su situación aliándose con los oprimidos en una lucha de clases contra su “propia” clase dominante. Una perspectiva así es un anatema para la burocracia sindical, siempre leal al capitalismo y a sus representantes políticos, particularmente en el Partido Demócrata.
Lo que necesitamos es una revolución obrera que remplace el sistema capitalista de ganancias, marcado por las crisis, con una economía planificada y socializada a escala internacional. Sólo la revolución socialista puede dar fin a la creciente miseria de las masas trabajadoras, tanto en los países capitalistas dependientes como México y Honduras, como en los centros imperialistas. Cuando la clase obrera sea la que controle la sociedad, las necesidades básicas como la vivienda, la salud y el empleo no serán cosas para las que la gente necesite arriesgar la vida. La violencia, la pobreza y la miseria endémicas al orden imperialista quedarán reducidas a un capítulo del pasado.
Corrección
En el artículo “Refugiados centroamericanos: ¡Déjenlos quedarse!” de Espartaco (octubre de 2014) pasamos por alto un error de traducción evidente, al publicar que “En una cumbre en julio de 2005 con los gobernantes de El Salvador, Guatemala y Honduras...el presidente Obama elogió los esfuerzos de sus contrapartes”. En 2005 Obama no era presidente. La referencia en Workers Vanguard (donde se publicó originalmente el artículo) es a una cumbre del 25 de julio de 2014.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/42/refugiados.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]